Banco Nacional
Banco Nacional
Codigo de identificación: 4726-1

Vivienda
Fue utilizado como

Vivienda

Lote

150,50 m2

Construcción

42,00 m2

Precio

₡ 6.504.242,50

Venta Directa

*Oferta en sobre cerrado

Folio

7-124158-000

Presenta Condición Especial
Financiamiento disponible

Ubicación

...
Provincia

Limón

Cantón

Pococí

Distrito

Cariari

Residencial

Urbanización el Encanto

Dirección exacta

Campo Cinco, El Encanto, frente a la escuela El Encanto.

Descripción

Casa de Habitación: Con lote plano, esquinero, acceso por calle pública de lastre grueso, con una construcción en mampostería de concreto, en regular estado, sin concluir, deteriorada por estar deshabitada; aposentos: Sala, comedor, cocina, 2 dormitorios, cuarto de pila, un baño. Se vende según Informe de Avalúo 214-70205012415800-2017-U, de fecha 16-08-2017, Ing. Roger Arnoldo Cambronero Cerdas. Gravámenes o afectaciones: Condiciones Ref: 2336-219-002, citas: 319-15958-01-0902-011, finca referencia 7015053 000, Reservas y Restricciones, citas: 319-15958-01-0903-002, finca en referencia 7015053 000. Limitaciones de Leyes 7052, 7208 SIST.FINANCIERO DE VIVIENDA, citas: 2010-230344-01-003-001 Bono de Banhvi por la suma de 5.101.000,00 afecta finca 7-00124158, inicia: 13 de agosto de 2010, finaliza el 13 de agosto 2020. La propiedad no cuenta con servicios públicos de agua y electricidad, por lo que el comprador deberá verificar la disponibilidad de estos e instalación. El Banco Nacional no garantiza los servicios públicos en la propiedad, ni el acceso a los mismos. Dado lo anterior, el oferente deberá inspeccionar la propiedad y de considerarlo necesario, hacer los estudios correspondientes para garantizar su uso físico y descartar que existan vicios ocultos, además de hacer las consultas a las municipalidades y entes públicos correspondientes para garantizar su uso de suelo y servicios públicos, según los necesite, así como los permisos de construcción, en caso de que se requieran. Asimismo el eventual interesado, debe rendir declaración jurada, con un notario de su confianza, mediante la cual manifieste que acepta el inmueble en el estado de uso, conservación, posesión y condiciones en que se encuentra el mismo; dado que lo inspeccionó y verificó previamente, y con la presentación de la oferta acepto expresamente las condiciones del bien. Relevando al Banco Nacional de Costa Rica , funcionarios y/o empleados y Notario asignado para realizar la escritura de traspaso de toda responsabilidad presente y futura; así mismo renunciando a cualquier reclamo judicial y/o administrativo en contra del BNCR o de sus funcionarios; y reiterando que se encuentra plenamente apercibido de cada una de las condiciones, físicas y jurídicas del inmueble aquí relacionado, manifestando su plena conformidad para adquirir el inmueble bajo las condiciones en las cuales se encuentra el mismo, las cuales se reitera fueron advertidas al oferente antes de presentar su oferta a ésta Institución. Nota 1: La finca presenta Limitaciones de Leyes 7052, 7208 Sistema Financiero de Vivienda visible a las citas 2010-230344-01-0003-001, anotación que corresponde a Bono del Banhvi por la suma de ¢5.101.000.00, y vence el 13 de agosto del año 2020. Las limitaciones del Bono Familiar, se impusieron por escritura pública otorgada ante la Notario Dunia Navarro Blanco, a las 13:00 horas del 13 de agosto del 2010, fecha en que Olga Cordero Delgado vende el inmueble a la señora Margarita Rubí Elizondo (ex deudora del BNCR) , quien lo hipoteca en primer grado al Banco Nacional de Costa Rica y a su vez recibe un Bono de Vivienda. En la escritura de cita se indica que el “plan de inversión aprobado, sea para compra de lote y casa de bienestar social bono de vivienda número uno cero cero cero cero setenta y cinco cero veintiséis.” Más adelante se indica que la ex deudora del BNCR, señora Rubi Elizondo, recibió del Banco Hipotecario de la vivienda, un Bono Familiar de vivienda, al amparo de la Ley del sistema Financiero Nacional para la vivienda, por la suma de cinco millones ciento un mil colones exactos. Que fueron destinados para asistirse en la compra del lote y la vivienda. La mencionada señora solicitó como efecto de todo ello, que se registre la naturaleza de su inmueble, como “vivienda de interés social” y que se establecieran las limitaciones de la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda. La Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda y Creación del BANHVI N. 7052, en su artículo 9, señala lo siguiente: “Artículo 9. El Banco Hipotecario de la Vivienda no estará facultado para hacer operaciones financieras directamente con el público. Conforme con esta Ley, las entidades autorizadas y las instituciones, públicas o privadas, dedicadas al financiamiento de vivienda podrán conceder préstamos a las personas calificadas como usuarios del Sistema, para la construcción, o adquisición de viviendas o la adquisición de lotes. Sin embargo, podrán participar en operaciones de compra de activos hipotecarios o de activos financieros de otro tipo a las entidades autorizadas, tendientes a generar operaciones de titularización hipotecaria, operaciones fiduciarias o de cualquier otro tipo, que permitan la movilización de dichos activos para generar nuevos recursos financieros. Los activos hipotecarios o financieros en general que compre o adquiera el Banco Hipotecario de la Vivienda según esta disposición, serán fideicometidos en la forma que establezcan los respectivos reglamentos del Sistema y los correspondientes contratos, de acuerdo con la necesidad de la operación. .” La norma transcrita establece que el Banco Hipotecario de la Vivienda no se encuentra facultado para hacer operaciones financieras directamente con el público; lo hace por medio de las entidades autorizadas, sean instituciones públicas, como el Banco Nacional, o también las privadas, que se encuentren dedicadas al financiamiento de vivienda. A su vez el artículo 54, de la Ley de cita, contempla lo siguiente: Artículo 54. Las familias, las personas con discapacidad, las parejas jóvenes y las personas adultas mayores sin núcleo familiar que reciban el subsidio y cuyos ingresos sean iguales o inferiores a seis salarios mínimos previstos en esta Ley, podrán obtener, del Sistema, créditos habitacionales de acuerdo con su capacidad de pago y el Reglamento de este Fondo. La Junta Directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) podrá autorizar que el subsidio del bono familiar de vivienda también pueda aplicarse en forma diferida para amortizar parcialmente los créditos a que se refiere el párrafo anterior, de acuerdo con las siguientes normas y las que reglamentariamente emita dicha entidad: a) El monto del subsidio se depositará en la entidad autorizada acreedora, en cuentas separadas, individualizando al respectivo destinatario y con el único propósito de que se utilice para este plan de inversión. Mientras la finalidad última de dichos recursos no se haya alcanzado plena y legalmente, los recursos son fondos públicos, propiedad del Banvhi, y respecto a ellos no podrán alegarse derechos adquiridos o situaciones jurídicas consolidadas por parte de las entidades autorizadas, las personas beneficiarias o destinatarias. En estos casos se alcanzará la finalidad cuando el subsidio se haya agotado legalmente. b) Conforme sea necesario atender la amortización del crédito e intereses corrientes, la entidad autorizada acreedora utilizará los recursos del subsidio para cubrir parcialmente el pago de la cuota de acuerdo con el porcentaje que señale el Reglamento. Los depósitos deberá hacerlos al Banhvi en un solo tracto, en el momento en el que se formalicen las operaciones sujetas a este y a la reglamentación definidas por el Banhvi. c) Los créditos sujetos a este programa serán exclusivamente para los siguientes programas: compra de vivienda existente, compra de lote y construcción de vivienda, construcción en lote propio y ampliaciones y mejoras de vivienda propia. En igual forma, los inmuebles solo podrán soportar las hipotecas que se generen de estos planes de inversión y deberán estar completamente libres de otras hipotecas, gravámenes, embargos y anotaciones. Mientras los créditos se estén atendiendo parcialmente con recursos del subsidio del bono familiar de vivienda, no se podrá autorizar, en ningún caso, la imposición de nuevos gravámenes sobre estos inmuebles. El Registro Inmobiliario inscribirá las hipotecas a que se refiere el presente artículo, con la indicación de que la cuota del pago lleva un componente de recursos del bono familiar de vivienda y no anotará ni inscribirá nuevos gravámenes hipotecarios mientras el gravamen precedente no haya sido cancelado a nivel registral. d) El pago parcial con cargo al subsidio se hará simultáneamente, cuando la persona deudora, a su vez realice el pago de una cuota con cargo a su patrimonio. Ante la mora administrativa o judicial o cuando el beneficiario incumpla las obligaciones previstas en el artículo 169 de la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda o del artículo 777 del Código Civil, se deberá suspender la aplicación del subsidio para la atención del pago de la deuda y conforme se disponga en el Reglamento. La suspensión podrá ser cautelar o definitiva y la reanudación de los pagos solo se podrá hacer de acuerdo con el procedimiento reglamentario, buscando satisfacer, primordialmente, el interés público. e) En casos como fallecimiento de la persona deudora, destrucción del inmueble por fenómenos naturales y otros similares, en los cuales la deuda se cancele mediante la aplicación de pólizas, todos los saldos o remanentes del subsidio serán reintegrados sin mayor trámite al Banhvi. Igual procedimiento podrá aplicarse, de existir necesidad, en casos como intervención, liquidación de la entidad, fusión y quiebra. El Banhvi dictará las normas necesarias para atender este tipo de casos; dichas normas serán de acatamiento obligatorio para personas interventoras, curadoras y liquidadoras. Se entiende que en todos los casos en que se llegue a autorizar a las personas beneficiarias la venta del inmueble y existan remanentes del subsidio pendientes de aplicación, no procederá respecto a ellas una novación de deudor. Estas autorizaciones solo podrán otorgarse por excepción y en casos muy calificados, conforme se disponga en el Reglamento. f) Siempre que la aplicación de los recursos esté suspendida por razones como las indicadas en los incisos d) y e), los remanentes serán girados al Banhvi con sus rendimientos no liquidados o podrán permanecer bajo administración de la entidad autorizada capitalizando los rendimientos, todo de acuerdo con las regulaciones del Reglamento y las instrucciones o medidas cautelares que vaya dictando el Banhvi para cada caso o conjunto de estos casos. g) En casos de remate judicial o de dación en pago, se aplicarán las siguientes reglas: i) Si la entidad autorizada se adjudica el inmueble por remate o por dación en pago, deberá reintegrar al Banhvi el monto de los recursos empleados para el pago de la cuota, una vez que se hayan aplicado los procedimientos establecidos en las normativas que al efecto ha dispuesto la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) sobre la distribución de utilidades en la venta de bienes adjudicados. ii) Si en remate judicial un tercero se adjudica el inmueble, la entidad autorizada reintegrará al Banhvi los recursos del bono familiar efectivamente utilizados para amortizar la deuda, una vez que le haya sido liquidado el saldo de su acreencia en sede judicial. El plazo y la forma de pago serán establecidos en el Reglamento. h) Las entidades autorizadas deberán invertir los recursos del subsidio no sujetos a disponibilidad inmediata, en valores de la más alta seguridad y rentabilidad, conforme a las instrucciones y disposiciones que dicte el Banvhi; los intereses serán traslados a este y formarán parte del Fosuvi. En esta norma, se obliga al Banco Nacional, en su condición de entidad autorizada para el caso de que se adjudique el inmueble por remate o por dación en pago, de tener que reintegrar al Banhvi el monto de los recursos empleados para el pago de la cuota. Conteste con lo anterior, el artículo 73 del Reglamento de Operaciones del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (ROSFNV), señala lo siguiente: Artículo 73.—Cobro judicial, remate y dación en pago de viviendas subsidiadas. Para el caso de incumplimiento de la deuda contraída con la entidad autorizada y en los casos de remate judicial contemplados en el presente Reglamento, la base para el remate de las viviendas que hayan sido financiadas mediante subsidio se fijará sumando el monto del crédito y el del subsidio, lo cual se hará constar en la respectiva escritura. El remate implicará la resolución de la donación y por consiguiente se considerará como una obligación de plazo vencido a favor del BANHVI representado por la entidad autorizada, y cualquier excedente del bono familiar que resultare deberá trasladarse al BANHVI para ser reintegrado al FOSUVI aplicándose al efecto el Reglamento de la Ley Nº 4631 de 18 de agosto de 1970. Para los efectos del artículo 1º de dicha Ley, la resolución del bono familiar se tomará como una obligación del exdeudor a favor del BANHVI, por lo que la entidad autorizada podrá deducir, previamente al traslado antes indicado, los gastos que permita el Reglamento antes citado, relacionados con la obligación a favor de la entidad autorizada y por gastos de administración. Si el adjudicatario fuere la entidad autorizada, el traslado al Banco se hará efectivo conforme al procedimiento que regula el citado Reglamento. La entidad autorizada deberá remitir al Banco un informe trimestral detallando los inmuebles que se hayan adjudicado en remate, y los inmuebles que hayan recolocado. La Entidad también deberá cancelarle al Banco el monto correspondiente al subsidio en los casos en que reciba el inmueble mediante dación en pago, previas las deducciones ya señaladas. Las entidades autorizadas a las cuales no se les aplicare la Ley Nº 4631 de 18 de agosto de 1970, estarán en todo caso obligadas al reintegro del bono familiar de vivienda en los casos de remate judicial y dación en pago, siguiendo el mismo procedimiento antes indicado y previas las deducciones señaladas. El BANHVI fiscalizará la correcta aplicación de esta disposición. El no reintegro en forma y tiempo de cualquier suma que le corresponda a esta institución, genera la obligación de la entidad autorizada de cancelar al BANHVI los daños y perjuicios. El Banco podrá otorgar poderes a las entidades autorizadas para que en su nombre y representación actúen en sede judicial para hacer efectiva la aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior. (Así reformado en sesión N° 27 del 6 de abril del 2006) En esta norma, se reitera y reafirma lo que dispone el artículo 54 de la Ley, que obliga a las entidades autorizadas al reintegro del bono familiar de vivienda en los casos de remate judicial y dación en pago. En forma adicional señala que el no reintegro en forma y tiempo de cualquier suma que le corresponda a la referida Institución, genera la obligación de la entidad autorizada de pagarle los daños y perjuicios. Expuesto todo lo anterior, se pone en conocimiento de los futuros oferentes lo siguiente: 1.Una vez que exista un adjudicatario para la compra del inmueble, el BNCR reintegrará al Banco Hipotecario de la Vivienda la suma del bono familiar, sea el monto de ¢5.101.000.00. 2.Una vez realizado el depósito anterior, nuestra Institución gestionará ante el BANHVI, el permiso para realizar la venta, al oficio debe adjuntarse las calidades del adjudicatario, fotocopia de la cédula de identidad, constancia de ingresos y fotocopia del reintegro del bono ítem 1. 3.Una vez recibida la solicitud por parte del BANHVI, el Banco Hipotecario, posee un plazo de 8 a 10 días hábiles para dar respuesta al BNCR y otorgar la autorización respectiva para proceder con la compraventa. 4.El inmueble será utilizado UNICAMENTE para uso HABITACIONAL. 5.Las limitaciones se mantienen, ya que no se ha cumplido el plazo de ley N. 7052, mismo que vence el 13 de agosto del año 2020. 6.Una vez vencido el plazo mencionado, el propietario está legalmente autorizado a efecto de solicitar al Registro Nacional, el levantamiento de la afectación visible a las citas 2010-230344-01-0003-001. El sistema eléctrico es parcial, por lo cual para poder otorgar financiamiento con esta garantía, el comprador deberá corregir esta situación, según las condiciones que pacte el Banco, o financiamiento con otra garantía. Nota: Para esta publicación no se reconocerá el pago de comisión por la venta de la propiedad.

Características

• Comedor
• Topografía plana
• Esquinero
• Cantidad de baños - 1
Ejecutivo(a)

Ronald León Jiménez

83134679
22123829
rleon@bncr.fi.cr
rleon@bncr.fi.cr

Entregue su oferta

La oficina de BN Venta de Bienes, ubicado en Complejo la Uruca frente a la Mercedes Benz.
La primer oferta recibida se le dará trámite.

Codigo de identificación: 4726-1
NUEVO INGRESO
Financiamiento
Calcular

Vivienda
Fue utilizado como

Vivienda

Lote

150,50 m2

Construcción

42,00 m2

Precio

₡ 6.504.242,50

Venta Directa

*Oferta en sobre cerrado


¡No dejes pasar esta oportunidad!

Folio

7-124158-000

Presenta Condición Especial
Provincia

Limón

Cantón

Pococí

Distrito

Cariari

Residencial

Urbanización el Encanto

Dirección exacta

Campo Cinco, El Encanto, frente a la escuela El Encanto.

Descripción

Casa de Habitación: Con lote plano, esquinero, acceso por calle pública de lastre grueso, con una construcción en mampostería de concreto, en regular estado, sin concluir, deteriorada por estar deshabitada; aposentos: Sala, comedor, cocina, 2 dormitorios, cuarto de pila, un baño. Se vende según Informe de Avalúo 214-70205012415800-2017-U, de fecha 16-08-2017, Ing. Roger Arnoldo Cambronero Cerdas. Gravámenes o afectaciones: Condiciones Ref: 2336-219-002, citas: 319-15958-01-0902-011, finca referencia 7015053 000, Reservas y Restricciones, citas: 319-15958-01-0903-002, finca en referencia 7015053 000. Limitaciones de Leyes 7052, 7208 SIST.FINANCIERO DE VIVIENDA, citas: 2010-230344-01-003-001 Bono de Banhvi por la suma de 5.101.000,00 afecta finca 7-00124158, inicia: 13 de agosto de 2010, finaliza el 13 de agosto 2020. La propiedad no cuenta con servicios públicos de agua y electricidad, por lo que el comprador deberá verificar la disponibilidad de estos e instalación. El Banco Nacional no garantiza los servicios públicos en la propiedad, ni el acceso a los mismos. Dado lo anterior, el oferente deberá inspeccionar la propiedad y de considerarlo necesario, hacer los estudios correspondientes para garantizar su uso físico y descartar que existan vicios ocultos, además de hacer las consultas a las municipalidades y entes públicos correspondientes para garantizar su uso de suelo y servicios públicos, según los necesite, así como los permisos de construcción, en caso de que se requieran. Asimismo el eventual interesado, debe rendir declaración jurada, con un notario de su confianza, mediante la cual manifieste que acepta el inmueble en el estado de uso, conservación, posesión y condiciones en que se encuentra el mismo; dado que lo inspeccionó y verificó previamente, y con la presentación de la oferta acepto expresamente las condiciones del bien. Relevando al Banco Nacional de Costa Rica , funcionarios y/o empleados y Notario asignado para realizar la escritura de traspaso de toda responsabilidad presente y futura; así mismo renunciando a cualquier reclamo judicial y/o administrativo en contra del BNCR o de sus funcionarios; y reiterando que se encuentra plenamente apercibido de cada una de las condiciones, físicas y jurídicas del inmueble aquí relacionado, manifestando su plena conformidad para adquirir el inmueble bajo las condiciones en las cuales se encuentra el mismo, las cuales se reitera fueron advertidas al oferente antes de presentar su oferta a ésta Institución. Nota 1: La finca presenta Limitaciones de Leyes 7052, 7208 Sistema Financiero de Vivienda visible a las citas 2010-230344-01-0003-001, anotación que corresponde a Bono del Banhvi por la suma de ¢5.101.000.00, y vence el 13 de agosto del año 2020. Las limitaciones del Bono Familiar, se impusieron por escritura pública otorgada ante la Notario Dunia Navarro Blanco, a las 13:00 horas del 13 de agosto del 2010, fecha en que Olga Cordero Delgado vende el inmueble a la señora Margarita Rubí Elizondo (ex deudora del BNCR) , quien lo hipoteca en primer grado al Banco Nacional de Costa Rica y a su vez recibe un Bono de Vivienda. En la escritura de cita se indica que el “plan de inversión aprobado, sea para compra de lote y casa de bienestar social bono de vivienda número uno cero cero cero cero setenta y cinco cero veintiséis.” Más adelante se indica que la ex deudora del BNCR, señora Rubi Elizondo, recibió del Banco Hipotecario de la vivienda, un Bono Familiar de vivienda, al amparo de la Ley del sistema Financiero Nacional para la vivienda, por la suma de cinco millones ciento un mil colones exactos. Que fueron destinados para asistirse en la compra del lote y la vivienda. La mencionada señora solicitó como efecto de todo ello, que se registre la naturaleza de su inmueble, como “vivienda de interés social” y que se establecieran las limitaciones de la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda. La Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda y Creación del BANHVI N. 7052, en su artículo 9, señala lo siguiente: “Artículo 9. El Banco Hipotecario de la Vivienda no estará facultado para hacer operaciones financieras directamente con el público. Conforme con esta Ley, las entidades autorizadas y las instituciones, públicas o privadas, dedicadas al financiamiento de vivienda podrán conceder préstamos a las personas calificadas como usuarios del Sistema, para la construcción, o adquisición de viviendas o la adquisición de lotes. Sin embargo, podrán participar en operaciones de compra de activos hipotecarios o de activos financieros de otro tipo a las entidades autorizadas, tendientes a generar operaciones de titularización hipotecaria, operaciones fiduciarias o de cualquier otro tipo, que permitan la movilización de dichos activos para generar nuevos recursos financieros. Los activos hipotecarios o financieros en general que compre o adquiera el Banco Hipotecario de la Vivienda según esta disposición, serán fideicometidos en la forma que establezcan los respectivos reglamentos del Sistema y los correspondientes contratos, de acuerdo con la necesidad de la operación. .” La norma transcrita establece que el Banco Hipotecario de la Vivienda no se encuentra facultado para hacer operaciones financieras directamente con el público; lo hace por medio de las entidades autorizadas, sean instituciones públicas, como el Banco Nacional, o también las privadas, que se encuentren dedicadas al financiamiento de vivienda. A su vez el artículo 54, de la Ley de cita, contempla lo siguiente: Artículo 54. Las familias, las personas con discapacidad, las parejas jóvenes y las personas adultas mayores sin núcleo familiar que reciban el subsidio y cuyos ingresos sean iguales o inferiores a seis salarios mínimos previstos en esta Ley, podrán obtener, del Sistema, créditos habitacionales de acuerdo con su capacidad de pago y el Reglamento de este Fondo. La Junta Directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) podrá autorizar que el subsidio del bono familiar de vivienda también pueda aplicarse en forma diferida para amortizar parcialmente los créditos a que se refiere el párrafo anterior, de acuerdo con las siguientes normas y las que reglamentariamente emita dicha entidad: a) El monto del subsidio se depositará en la entidad autorizada acreedora, en cuentas separadas, individualizando al respectivo destinatario y con el único propósito de que se utilice para este plan de inversión. Mientras la finalidad última de dichos recursos no se haya alcanzado plena y legalmente, los recursos son fondos públicos, propiedad del Banvhi, y respecto a ellos no podrán alegarse derechos adquiridos o situaciones jurídicas consolidadas por parte de las entidades autorizadas, las personas beneficiarias o destinatarias. En estos casos se alcanzará la finalidad cuando el subsidio se haya agotado legalmente. b) Conforme sea necesario atender la amortización del crédito e intereses corrientes, la entidad autorizada acreedora utilizará los recursos del subsidio para cubrir parcialmente el pago de la cuota de acuerdo con el porcentaje que señale el Reglamento. Los depósitos deberá hacerlos al Banhvi en un solo tracto, en el momento en el que se formalicen las operaciones sujetas a este y a la reglamentación definidas por el Banhvi. c) Los créditos sujetos a este programa serán exclusivamente para los siguientes programas: compra de vivienda existente, compra de lote y construcción de vivienda, construcción en lote propio y ampliaciones y mejoras de vivienda propia. En igual forma, los inmuebles solo podrán soportar las hipotecas que se generen de estos planes de inversión y deberán estar completamente libres de otras hipotecas, gravámenes, embargos y anotaciones. Mientras los créditos se estén atendiendo parcialmente con recursos del subsidio del bono familiar de vivienda, no se podrá autorizar, en ningún caso, la imposición de nuevos gravámenes sobre estos inmuebles. El Registro Inmobiliario inscribirá las hipotecas a que se refiere el presente artículo, con la indicación de que la cuota del pago lleva un componente de recursos del bono familiar de vivienda y no anotará ni inscribirá nuevos gravámenes hipotecarios mientras el gravamen precedente no haya sido cancelado a nivel registral. d) El pago parcial con cargo al subsidio se hará simultáneamente, cuando la persona deudora, a su vez realice el pago de una cuota con cargo a su patrimonio. Ante la mora administrativa o judicial o cuando el beneficiario incumpla las obligaciones previstas en el artículo 169 de la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda o del artículo 777 del Código Civil, se deberá suspender la aplicación del subsidio para la atención del pago de la deuda y conforme se disponga en el Reglamento. La suspensión podrá ser cautelar o definitiva y la reanudación de los pagos solo se podrá hacer de acuerdo con el procedimiento reglamentario, buscando satisfacer, primordialmente, el interés público. e) En casos como fallecimiento de la persona deudora, destrucción del inmueble por fenómenos naturales y otros similares, en los cuales la deuda se cancele mediante la aplicación de pólizas, todos los saldos o remanentes del subsidio serán reintegrados sin mayor trámite al Banhvi. Igual procedimiento podrá aplicarse, de existir necesidad, en casos como intervención, liquidación de la entidad, fusión y quiebra. El Banhvi dictará las normas necesarias para atender este tipo de casos; dichas normas serán de acatamiento obligatorio para personas interventoras, curadoras y liquidadoras. Se entiende que en todos los casos en que se llegue a autorizar a las personas beneficiarias la venta del inmueble y existan remanentes del subsidio pendientes de aplicación, no procederá respecto a ellas una novación de deudor. Estas autorizaciones solo podrán otorgarse por excepción y en casos muy calificados, conforme se disponga en el Reglamento. f) Siempre que la aplicación de los recursos esté suspendida por razones como las indicadas en los incisos d) y e), los remanentes serán girados al Banhvi con sus rendimientos no liquidados o podrán permanecer bajo administración de la entidad autorizada capitalizando los rendimientos, todo de acuerdo con las regulaciones del Reglamento y las instrucciones o medidas cautelares que vaya dictando el Banhvi para cada caso o conjunto de estos casos. g) En casos de remate judicial o de dación en pago, se aplicarán las siguientes reglas: i) Si la entidad autorizada se adjudica el inmueble por remate o por dación en pago, deberá reintegrar al Banhvi el monto de los recursos empleados para el pago de la cuota, una vez que se hayan aplicado los procedimientos establecidos en las normativas que al efecto ha dispuesto la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) sobre la distribución de utilidades en la venta de bienes adjudicados. ii) Si en remate judicial un tercero se adjudica el inmueble, la entidad autorizada reintegrará al Banhvi los recursos del bono familiar efectivamente utilizados para amortizar la deuda, una vez que le haya sido liquidado el saldo de su acreencia en sede judicial. El plazo y la forma de pago serán establecidos en el Reglamento. h) Las entidades autorizadas deberán invertir los recursos del subsidio no sujetos a disponibilidad inmediata, en valores de la más alta seguridad y rentabilidad, conforme a las instrucciones y disposiciones que dicte el Banvhi; los intereses serán traslados a este y formarán parte del Fosuvi. En esta norma, se obliga al Banco Nacional, en su condición de entidad autorizada para el caso de que se adjudique el inmueble por remate o por dación en pago, de tener que reintegrar al Banhvi el monto de los recursos empleados para el pago de la cuota. Conteste con lo anterior, el artículo 73 del Reglamento de Operaciones del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (ROSFNV), señala lo siguiente: Artículo 73.—Cobro judicial, remate y dación en pago de viviendas subsidiadas. Para el caso de incumplimiento de la deuda contraída con la entidad autorizada y en los casos de remate judicial contemplados en el presente Reglamento, la base para el remate de las viviendas que hayan sido financiadas mediante subsidio se fijará sumando el monto del crédito y el del subsidio, lo cual se hará constar en la respectiva escritura. El remate implicará la resolución de la donación y por consiguiente se considerará como una obligación de plazo vencido a favor del BANHVI representado por la entidad autorizada, y cualquier excedente del bono familiar que resultare deberá trasladarse al BANHVI para ser reintegrado al FOSUVI aplicándose al efecto el Reglamento de la Ley Nº 4631 de 18 de agosto de 1970. Para los efectos del artículo 1º de dicha Ley, la resolución del bono familiar se tomará como una obligación del exdeudor a favor del BANHVI, por lo que la entidad autorizada podrá deducir, previamente al traslado antes indicado, los gastos que permita el Reglamento antes citado, relacionados con la obligación a favor de la entidad autorizada y por gastos de administración. Si el adjudicatario fuere la entidad autorizada, el traslado al Banco se hará efectivo conforme al procedimiento que regula el citado Reglamento. La entidad autorizada deberá remitir al Banco un informe trimestral detallando los inmuebles que se hayan adjudicado en remate, y los inmuebles que hayan recolocado. La Entidad también deberá cancelarle al Banco el monto correspondiente al subsidio en los casos en que reciba el inmueble mediante dación en pago, previas las deducciones ya señaladas. Las entidades autorizadas a las cuales no se les aplicare la Ley Nº 4631 de 18 de agosto de 1970, estarán en todo caso obligadas al reintegro del bono familiar de vivienda en los casos de remate judicial y dación en pago, siguiendo el mismo procedimiento antes indicado y previas las deducciones señaladas. El BANHVI fiscalizará la correcta aplicación de esta disposición. El no reintegro en forma y tiempo de cualquier suma que le corresponda a esta institución, genera la obligación de la entidad autorizada de cancelar al BANHVI los daños y perjuicios. El Banco podrá otorgar poderes a las entidades autorizadas para que en su nombre y representación actúen en sede judicial para hacer efectiva la aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior. (Así reformado en sesión N° 27 del 6 de abril del 2006) En esta norma, se reitera y reafirma lo que dispone el artículo 54 de la Ley, que obliga a las entidades autorizadas al reintegro del bono familiar de vivienda en los casos de remate judicial y dación en pago. En forma adicional señala que el no reintegro en forma y tiempo de cualquier suma que le corresponda a la referida Institución, genera la obligación de la entidad autorizada de pagarle los daños y perjuicios. Expuesto todo lo anterior, se pone en conocimiento de los futuros oferentes lo siguiente: 1.Una vez que exista un adjudicatario para la compra del inmueble, el BNCR reintegrará al Banco Hipotecario de la Vivienda la suma del bono familiar, sea el monto de ¢5.101.000.00. 2.Una vez realizado el depósito anterior, nuestra Institución gestionará ante el BANHVI, el permiso para realizar la venta, al oficio debe adjuntarse las calidades del adjudicatario, fotocopia de la cédula de identidad, constancia de ingresos y fotocopia del reintegro del bono ítem 1. 3.Una vez recibida la solicitud por parte del BANHVI, el Banco Hipotecario, posee un plazo de 8 a 10 días hábiles para dar respuesta al BNCR y otorgar la autorización respectiva para proceder con la compraventa. 4.El inmueble será utilizado UNICAMENTE para uso HABITACIONAL. 5.Las limitaciones se mantienen, ya que no se ha cumplido el plazo de ley N. 7052, mismo que vence el 13 de agosto del año 2020. 6.Una vez vencido el plazo mencionado, el propietario está legalmente autorizado a efecto de solicitar al Registro Nacional, el levantamiento de la afectación visible a las citas 2010-230344-01-0003-001. El sistema eléctrico es parcial, por lo cual para poder otorgar financiamiento con esta garantía, el comprador deberá corregir esta situación, según las condiciones que pacte el Banco, o financiamiento con otra garantía. Nota: Para esta publicación no se reconocerá el pago de comisión por la venta de la propiedad.

Entregue su oferta

La oficina de BN Venta de Bienes, ubicado en Complejo la Uruca frente a la Mercedes Benz.

La primer oferta recibida se le dará trámite.

Contacto del Ejecutivo
Nombre

Ronald León Jiménez

Teléfono

83134679

22123829

Correo

rleon@bncr.fi.cr